Todos los derechos de autor reservados, inscrito en el Registro de la Propiedad Intelectual de Jaén.
©Sonia Jiménez Tirado

FELIZ NAVIDAD

Felices Fiestas de una sola pieza,
de esas de nieve y magia,
de blanco impoluto vistiendo las calles,
de luces de mil colores,
de estrellas atravesando cielos.


Os deseo todos los deseos juntos,
felicidad con color de risa,
paz pintada de amor,
salud en envases inagotables.


Desde el corazón, GRACIAS,
por los momentos compartidos,
por estar,
por los comentarios y las visitas.

GRACIAS a los que os habéis acercado más,
y a los que mantenéis las distancias.
GRACIAS a este mundo por hacernos más libres,

GRACIAS a las letras por acercarnos tanto.


GRACIAS.

Vengo de buscarte frente a frente y no te encuentro. Y te sigo teniendo sin tenerte, atrapado en una caricatura sin color o en una foto hecha en movimiento, revuelta y nublada.

No estás.

Papel Blanco

Tras los cristales rebotan gotas traslúcidas, bolas de cristal que barruntan tormenta.
Y llueve.
Delante de mis ojos inmensidades vacías juegan a ser éteres descoloridos, grises a veces, mezcla de todos los colores. Imposible saltar los límites, son altos y afilados, como los cuchillos que corren calle abajo. Son los perfiles asomados a las ventanas.
Papel blanco mojado, reciclado y doblado de mil maneras.
Duelen como lágrimas...
Me duelen tus lágrimas, golpeando la parte inexorable de mi consciencia, traspuesto en la imposibilidad de la victoria del hielo frente al fuego, inconsciente de guerras perdidas.
Soy molde roto a tus pies, que trato de recomponer, cubriendo grietas con piel de mi alma. Consiguiendo una pieza frágil que quiebra si no la miras.
He debido soñar para soñarte.
Y descubro más allá de lo que logro entender, que hay un papel blanco que no sé escribir, letras olvidadas en alguna parte de otro mundo, al que no llego, por más que navego en este mar de dudas.
Eres tú, uno y todos los motivos de este silencio que deja vacío el pasado, BLANCO, llevándome a partir de nuevo.
Iré... con tal de que seas tú, el lugar al que volver.


Te dibujaré, en lo más alto de la cúpula celeste, con mis propias manos que no saben de rutas, las aprenderán de ti... en ti. Serán mis dedos pinceles que te llenarán de color y desdoblaré cada pliegue, suavizando las arrugas con caricias solo tuyas.


Tú... mi papel blanco por escribir.

PREMIO... "Me Encanta Tu Blog"


Mil GRACIAS Magdalena, Mi vida en Retales, por esta sonrisa virtual.

Desde luego, interrumpo esta pausa, para recrearme en este premio, siempre es una alegría que os acordéis de mi y más, si uno se encuentra un poco parado. Aunque os aseguro, que la quietud es solo aparente.

Con el premio, llegan las normas, consisten básicamente en contestar algunas preguntas (que ahí voy) y repartir el premio (que también voy).

1.-¿Por qué creaste el blog?

Lo creé porque pensé que tenía muchas cosas que contar, me apasiona escribir, me gusta revolver palabras tratando de describir sentimientos, sensaciones... lo que se siente debajo de la piel.

2.-¿Qué tipo de blogs sigues?

Me gustan muchos y diversos, algunos que hablan de actualidad, del día a día. Otros son poesía y literatura pura. Me gustan mucho los escritos en primera persona.

3.-¿Tienes alguna marca preferida de maquillaje?

Max Factor se lleva la palma.

4.-Marca de ropa.

Aquí diré que el gigante Inditex, ¿hay donde elegir no?. ;)

5.-¿Cuál es el producto de maquillaje imprescindible?

Una base natural y un rimmel negro.

6.-¿Tu color favorito?

El rojo, siempre el rojo.

7.-¿Tu perfume?

Son mi debilidad, pero hace tiempo me cautivó "Mademoiselle" de Coco Chanel.

8.-La película que más te ha gustado.

Esta es más difícil, pero si me quedo con una es "En busca de la Felicidad". Aquella frase de "Nunca dejes que nadie te diga que no puedes hacer algo, ni siquiera yo, vale? , Si tienes un sueño tienes que protegerlo. Las personas que no son capaces de hacer algo te dirán que tú tampoco puedes. Si quieres algo ve a por ello y punto."

9.-¿Qué país te gustaría conocer y por qué?

México, siempre me ha atraído su cultura.

10.-Esa pregunta hazla tú y respóndela.

Uffffff...
¿Crees que es posible "volar"?
Hay mil maneras diferentes de volar, sin levantar los pies del suelo.
Y ahora "Me encanta tu blog" Para:










- Y Siempre... No me gusta, No, ¡¡¡ME ENCANTA!!!... "Los Latidos del Néctar". Desde aquí, saludos Señora.
GRACIAS!!!

Nostalgia

Hoy he vuelto a pasear, he vuelto a recorrer el camino al que siempre llamaré "el de mi vida", el que hace años, recorría cuatro veces al día.
Mientras los coches pasan a la velocidad de la luz por un asfalto nuevo que yo recuerdo lleno de arena, por una acera perfecta que hace tanto no era así, logro abstraerme tras la valla que ahora me impide llenarme los pies de tierra, la misma que ponía naranjas los calcetines blancos del uniforme del colegio.
Siguen estando allí, igual de desgastados por el tiempo, iguales de verdes todo el año, son los olivos centenarios que vieron a mi madre crecer, y después a mi... y siguen allí... iguales. El paisaje ha cambiado mucho, pero ellos no.
Puedo sentir el peso de los zapatos llenos de barro y el sonido del viejo arroyo del que ya no quedan ni las marcas.
Continúo el camino de mi vida, el que podría hacer con los ojos cerrados, lo puedo recordar ardiendo en los meses de julio, esplendorosamente verde al llegar el mes de abril y vestido de blanco impoluto sorprendiendo diciembre o enero.
Tenía tantas ganas de volver, coger el atajo por el que se contaban los mismos pasos pero que me hacía el camino infinitamente más corto, y me sorprendo emocionada de camino a mi viejo colegio.
Han pasado 25 años desde la primera vez que entré allí, recuerdo perfectamente cada detalle, las caras nuevas aunque la más nueva era yo, la alegría de mis compañeros al recibirme, hoy es nostalgia lo que trasmiten esos pasillos, aquellos que yo recuerdo enormes, altos y anchos y que me resultan increíblemente estrechos, puedo oír el ruido del subir y bajar, risas, jaleo y al sobrepasar la puerta... suenan los "buenos días", fueron a diario de la misma voz y la recuerdo nítida... los percheros continúan llenos de batitas de rayas azules, pero en ninguna pone ya mi nombre, las mismas baldosas amarillas, las puertas de las aulas, los letreros de curso, me faltan "séptimo" y
"octavo" pero es porque ya no existen, la sala de audiovisuales... no he vuelto a ver una igual.

Como pez en el agua, recorrí pasillos, aulas, incluso me senté en algún pupitre... ya no me entraban las piernas, paseé los dedos por el polvo de la tiza de la pizarra, me colé en el gimnasio, en el salón de actos, en la capilla que es sin duda, la más bonita que he visto, le dí una vuelta al patio grande, me agarré a las rejas rojas y sentada sobre las gradas, recordé que la niña que un día fui nunca se imaginó escribiendo un libro, ni peleándose contra códigos html, ni vendiendo al mismísimo demonio con tal de superar objetivos, ni pensé en que un día cocinaría para cuatro, nunca me imaginé paseando de la mano de dos enanos, uno de ellos con mi misma sonrisa y el otro con mis mismos ojos... entonces, solo soñaba que un día sería mayor sin saber que era entonces más grande de lo que jamás volvería a lograr ser.

He sentido, realmente nostalgia, mientras "mis años" se me venían encima, mientras los objetivos que no son números se me amontonan en la cabeza, muchos de ellos sin empezar, otros a medio hacer, y otros superados sin habérmelos planteado nunca.

Hay una frase por ahí que dice que "la vida es lo que te va sucediendo mientras te empeñas en hacer otros planes", pues es justo ahora cuando he decidido dejar de hacer planes y empezar, al menos, a caminar hacia mis sueños, muchos de ellos, simples objetivos, eso sí, en los que no se suman números.

Creedme, que ningún post, de los que escribí en este blog, ha sido tan personal como este, nace de mí para vosotros.
Me despido de vosotros, con un "Hasta Pronto", porque desde luego seguiré colándome en vuestras casas y paseando, siempre que pueda, bajo la luz de cada una de vuestras letras. Dejándo las puertas abiertas de este lugar, desde el que tantas veces eché a volar el alma.

RECIBID UN ENORME ABRAZO AL ALMA Y SED FELICES QUE EL TIEMPO APREMIA.
A todos mis amigos.

Ya... no eres Dios (Cambiando de aires)

Hay una época en la vida... de casi todas las personas, lo digo por el que quiera excluirse... en la que te sientes DIOS, esa fuerza sobrenatural que dan la escasez de años de la juventud desbordante, capaz de todo, de saltar cualquier obstáculo, de vencer todos los miedos, de brincar 8 horas seguidas, de reventar las máquinas del gimnasio y comerte tres días de agujetas (tampoco pensabas volver en esos días), amanecer como un pincel después trasnochar (bueno, no tanto, pero el pego si que lo dabas...) y de seguir... del derecho o del revés, pero tirabas con todo... asignaturas pendientes, mal de amores, comer spaguettis cuatro días seguidos (los que hayáis estado fuera casa, sabéis de lo que hablo) y que te supieran como el primero, beberte los culos de las botellas de coca-cola y no notar si tenían gas o no... hasta el "fin del mundo" estaba cerca con tal de ahorrarte las 70 pelas del autobús...
Definitivamente, no es que te lo creas, es que ERES Dios, y sino prueba ahora...


Porque yo, al menos, necesito tres días de meditación vipassana para tomar alguna decisión... desde luego, antes de saltar miro, muy mucho, donde voy a caer... y del gimnasio... hace poco decidí traérmelo a casa y me "obsequié" con un steeper, con contador de minutos que me hipnotiza cuando me subo al bicho... y como voy contando a la par de él... no me cuelo ¡¡¡ni un segundo!!!... que lo importante es la constancia


Pues amigos, que una vez que hemos llegado hasta aquí...


Cuando te pongan una copa en vaso de tubo y tú lo prefieras en vaso bajo... MAL ROLLITO... ni hablemos, si son vasos de plástico... que mal saben... ¿no?...
Si vas al super y las botellas de 2 litros las llevas descartadas hasta en la lista de la compra... MAL ASUNTO...
Cuando las discusiones empiecen a tener un tono normal... y "a la mierda" sea un mundo que queda ya, muy, muy lejos... Tú verás...
Si has empezado a plantearte una alimentación sana... uy, uy, uy...
Cuando prefieras dar 300 vueltas en el centro para aparcar con tal de no ir andando... y coger el bus te parece un engorro... la cosa se complica...
Si sales una noche a cenar con los amigos y alargas un poquito, con un par de copas... en balón... y amaneces como un "ecce homo"... ni te lo plantees...
El detalle final, es que cuando te llamen "sibarita" y te suene a halago en vez de a ofensa... lo siento amigo mío... pero no tienes cura... TÚ YA, tampoco ERES DIOS.
ESO SÍ... EL ESPÍRITU LO TENEMOS ETERNAMENTE JOVEN.

Permíteme

Permíteme perder esta partida mil veces, para que seas siempre tú quien me la ganes... para que cuando hayan pasado todos los tiempos aún tengamos tiempo.
Permíteme quedarme... habitando en el último surco de tu piel y la mía, en el que los recuerdos son presentes y nunca pasan... ni se van... hoy sé que no existen ayeres, ni mañanas, sino un hoy eterno que no se consume si desgastamos las ganas de tenernos, que nunca se agotan... que siempre habrá un hoy para nosotros dueño de todas las horas... capaz de borrar las que no cuentan... llenas de ausencias inútiles pintadas de buenos modos...
Dibuja tú un final lleno de finales, que aprendiendo a vivir vivamos llenos de vida, para que cada acabar sea el comienzo de un nuevo sentir, que tal vez nadie más entienda... que hayamos convertido el porvenir en un por-vivir... pero ¿de que valen los mañanas que nunca serán ahora, ni los días presentes llenos de ayeres vacíos?...
Permíteme habitar por siempre en el instante primero en que tus labios besaron los mios,
Permíteme habitar en el primer roce manos... en el primer contacto de nuestros cuerpos desnudos...
Permíteme habitar en el sonido del primer "te quiero"...
permíteme quedarme en ti, donde para mi el tiempo... ya no es tiempo.

No es lo mismo "ser tonto" que "hacerse el tonto". Ironías de la vida

Pues si, amigos, hoy me apetecía esto... darle alguna patada que otra a la "humildad fingida" de algunas personas...

Ay! almas de cántaro...

Creen que se van comiendo el mundo y el mundo los devora "bocaito" a "bocaito" y ellos sin darse ni cuenta. Lo más curioso de todo es que en el afán desmedido, porque hay que tenerlo pero con unos límites de realidad, pasan por encima de todo y de todos sin mirar siquiera donde pisan... además actúan como sanguijuelas que se te pegan y te chupan todo... hasta la sangre.

Es que últimamente me los estoy encontrando... y no es que yo sea la tía más humilde del mundo, que reconozco que no lo soy, pero si reconozco que hay otras muchas personas iguales y mejores que yo y sobretodas las cosas... me enseñaron a RESPETAR.

Golpes de pecho sonoros... y fingiendo hasta el ritmo respiratorio... una realidad perfecta pintada sobre papel con acualeras, un día cualquiera, en el parque a punto de llover... pero como ellos PUEDEN... ya pararan la lluvia...



A la persona en concreto... que seguro te das por aludido (prometo no desvelar tu nombre a nadie, con que lo sepas tú, ya llevas bastante)


Hoy lleva en mi cabeza todo el día una frase del gran Nietszche (es un tipo "bigotón", alemán de nacimiento, que hizo análisis bastante interesantes sobre la vida, la moral, la religión y otros muchos temas... terminó loco, claro está, por que para darle la razón al mundo y a gente como tú es preferible volverse loco, hasta para eso fue inteligente. Si te faltan datos, porque seguro no tendrás ni idea de quien es este Señor, date una vueltecita por Wikipedia, pero más de vez en cuando que te está haciendo falta)... bueno, que la frase es aquella de:


"Lo que me preocupa no es que me hayas mentido, sino que, de ahora en adelante, ya no podré creer en ti"


Tampoco te suena, ¿verdad?... Ay!!! alma de Dios, con el amplio currículum que te pintas... hasta eso es fingido y es que desde luego lo tuyo es fingir, además lo haces tan bién que hasta tú te lo crees. Llegar hasta aquí... para decir que me importa una................... que mientas o no, pero que desde luego yo ya no te creo una sola palabra. Ahora de golpe, entiendo muchas cosas... por no decir TODAS.

Recuerda aquella estupenda frase de "no es lo mismo hacerse el tonto que ser tonto".

Ahora toca aquello de "CON DIOS VAYAS" y más vale que te acompañe porque el día que te pegues la torta no va haber "dios" que te levante.

Y como también hay una frase hecha y no quiero estrujarme mucho por ti, aquí te la dejo...






"¿SABES CONTAR?... PUES NO CUENTES CONMIGO"





A todos vosotros, gracias por estar conmigo una vez más, si habéis llegado leyendo hasta aquí... mil disculpas por esta salida tiesto, pero es que si no lo hago reviento... y sobretodo, CUIDAROS mucho que hay VAMPIROS sueltos.


Abrazo fuerte al alma. Vuelvo pronto... con lo mío.

A años luz



Porque hay una distancia que no se mide en centímetros, sino en años luz, que se podría evaporar en una sola décima de segundo si no tuviéramos esa capacidad inútil de hablar de más cuando, en realidad, nada hay que decir, sino que todo está dicho.
Son distancias que se sienten cuando se está sentado lado a lado, incluso cuando entrecruzas los dedos con los suyos y caminas de la mano, la que nos aparta de la capacidad de amar sin límites, la que existe ENTRE ALMA Y ALMA.

El significado de las palabras

Ha amanecido en color lila, después de muchos despertares tempranos, he aprendido que ese tinte predice un día estremadamente cálido, echaré las persianas a tiempo antes de que el exceso de luz aclare demasiado las penumbras, que se han ido fraguando en un perfecto equilibrio de luces y sombras, en las que aparecer y desaparecer solo depende de la siguiente exhalación de un mundo neutro, en el que el significado de las palabras cobran el protagonismo del agua en el desierto, son lo que son y anulan cualquier concepto equivocado de un ciento de promesas anotadas con sangre sobre hojas puras de alma escapada y vuelta a su origen, sin prisas, sin alterar la señal que viene marcando la brújula, fiel siempre al norte.

—Abatida con grandes dosis de cordura, sensatez y desagravio por parte de la razón justa al veredicto, letal para los siguientes pasos que se quedarán sin dar, sin marcarse en la tierra. Se tatúa con plomo en las alas, el adiós que mi boca dijo sin decir, que las palabras dichas de más, siendo volátiles, pesan suficiente como para romper la frágil tela de araña sobre la que se tejió un extenuado afecto, carente de significado después de haberlo estropeado con cobardías vencidas por ellas mismas, ellas mismas se pueden, ellas mismas se oponen.—

Las palabras son lo que son, capaces de carecer de significado alguno, mezclarse hasta hacerse un rompecabezas para unos y para otros resulten, mayúsculas escritas, en blanco con tinta negra.

A mi madre

Quisiera volver a ser niña, para que un arrullo tuyo despejara todas las incertidumbres,
para dormirme, aunque fuera una sola vez más, sobre tu pecho tierno e incondicional... ahora que lo pienso, ese es el único lugar en el que nunca he sentido miedo.
Quisiera recrearme agarrándome a tu mano para sentir el calor y la fuerza con la que me guías, colarme entre tus brazos y no escapar jamás.
Quisiera volver a ti madre, siendo niña, para no dejar ir ni una sola de tus caricias, para que sigas siendo la guerrera que se enfrenta a mis fantasmas y al polvo de mis rodillas.
Ahora que entiendo tantos "porqués"... Que sé lo que significa juntar el cielo con la tierra.
¿Como voy compensarte tantas noches en vela? Las veces que tus manos se posaron en mi frente... los ratos que esperastes tras la ventana.
¿Como voy a reparar las ausencias tempranas?
¿Como voy a devolvernos ese tiempo?
A ti madre, que me has curado heridas con solo mirarme y has hecho de tus besos, tiritas.
A ti... que nunca has llegado tarde para convertir los llantos en risas.
A ti, que eres mi amiga y me has permitido equivocarme sin reproches.
Ahora que soy yo la mujer y tú... mi madre, quiero escucharte aunque no me digas nada, es tu voz con la que habla mi alma.
Hoy, soy yo la que te quiere cantar una nana para que te duermas en mis brazos, acariciarte el pelo y velar tus sueños.

Hoy MADRE, te doy las gracias, por que Tú eres MÁS, que todos los significados de esa palabra.

Nacidos en las madrugadas

A vosotros que venís arropados en magia y envueltos en fantasía, que sois portadores de sueños cumplidos amparados por la madre noche.
Soporte de toda vida antes, ahora y después.
Ángeles convertidos en hombres a medio hacer, eligiendo capitular después de la más absoluta libertad adquirida.
Brotáis a la vida entre deseos y anhelos, con el afán de un gigante cosido al alma.
Sois vosotros los que hacéis girar al mundo sin mover un solo dedo, sin empujar siguiera la rueda, el mundo gira.
Vosotros que seleccionáis madrugadas de entre los días, para seguir pegando estrellas en el cielo. Los mismos que hacéis tangible la luz que emana de una mirada nueva, sabia como el más viejo de los sabios.
Sea de día o noche habría de preguntaros ¿que traéis en los bolsillos?

A mi sobrino Juan.

De la LIBERTAD y esos menesteres (Cambiando de aires)

Sumergidos en pleno siglo XXI, procedentes la mayoría de nosotros, con los anhelos inculcados, del anterior, idealizando este como el nuevo de la libertad y los valores.
Se han debido perder por el camino, porque por más que miro no los encuentro, sino en los escaparates de última moda, eso si, algunos tremendamente grotescos y estrafalarios... Tendencias.
A golpes de pecho sordos, nos proclamamos libres... si... libres, en esta gran jaula de leyes y normas a las que sucumbimos presos de las opiniones de los que siguen haciendo girar la rueda.
Dueños... de lo que somos y de las apariencias que fijamos para ser ideales, porque para nosotros... somos lo que somos... libres...
A pies juntillas por la linea que marca la tiza de los que vinieron delante, un tanto borrosa de los que intentaron difuminarla desviándose hacia ideas propias, a escondidas y cómplices, solo, de aquellos de sonríen y se entienden, de esos que observan y no hablan, de otros que se comparan y se identifican, de uno mismo, que calla y levanta la voz a la vez.
Es esta sociedad autista la emite balbuceos que no entendemos, al menos yo, quizás sea la hora de empezar a enseñarla a hablar nuestro idioma, sin tantos trazos premarcados, sin tantas raíces esclavas del tiesto en el que nacieron.
Es la Libertad, no la que nos concede la ley, sino la que libera el alma la que continuamente nos falta, con cada gesto que disimulamos, con cada compromiso que nos hacen firmar para hacerlo veraz, con cada paso atrás por "el que pensarán", con cada sensación, sentimiento, con cada credo propio que incumplimos.
Seguimos mirando a nuestro alrededor, plagiando a los de antes. En los que no proceden, inculcando valores que ni son nuestros ni nos pertenecen, corrigiéndoles el exceso de atrevimiento. Siguiendo las pautas.
No hablo de libre albedrío, sino de la tranquilidad de conciencia, de ser libre de cargas, de no tener miedo a equivocarse, libres para pensar y sentir, para ir y volver sin tener que agachar la cabeza, para trazar un camino por el que quizás, nadie antes haya pasado y ser valiente y seguir.
Libertad que no está escrita en ningún papel, que no pone en orden lo días de lluvia según las épocas del año, que no pone nombres que pesan como losas de mármol, que no organiza cada palabra según el diccionario, que no corrige el ir y venir de las olas del mar, que despeja las dudas existenciales con la sencilla opción de poder intentarlo, en la que no hay enteros sies o noes, en la que existen las medias tintas, ni blanco ni negro, sino los mil colores que hay entre ellos.
Libertad que sonríe cada mañana en la puerta de tu casa, libertad que si no la buscas ella sola te encuentra. La que deja todas las piedras en el camino y te da derecho a tropezar sin burlas, la que no pone carteles de peligro que lo fué para otro, que te deja arriesgar si tú confías.

Libertad que necesita hombre para dejar libre el alma.

Ausencias


Ausencia...
del que se va para nunca volver,
del que se le olvidó la vida en algún rincón,
del que se aferró a ella hasta el último instante,
del que no tuvo tiempo para quedarse.

Ausencia...
que se clava en lo más hondo del alma,
que desorganiza las esperas,
que maltrata los últimos segundos de la despedida,
que se apropia de espacios sin dueño dejándolos vacíos.

Ausencia...
la que transmite la voz por el aire volviendo locos los sentidos,
la refleja una y otra vez la imagen para siempre grabada,
la que te recuerda las sonrisas, las risas y las miradas,
el tacto de la piel y el olor.

Ausencia...
dueña del tiempo que ya no compartes,
persistente compañera de las lágrimas,
caprichosa almohada desgastada verdugo de sueños.

Ausencia...
que enfría los abrazos,
que abre puertas que no le pertenecen,
que quema el destino que nos quedaba por compartir,
que olvida el valor de un caricia.

Ausencia...
como porcelana fea que no pertenece a ningún sitio,
como lobo que acecha,
como agua de mar en las heridas.

Podría ponerme a gritar hasta que mi voz no diera más de sí,
esta terrible ausencia de tenerte a mi lado sin ti.
Cuando llegue mi hora, esperame a las cinco de tarde, en el lugar de siempre.

Limpiando el coche (CAMBIANDO DE AIRES)


... bueno amig@s, no sé si acabáis de escuchar el crack de mi Coca-cola fresquita... vamos... por lo bien que lo he hecho.
ACABO DE LIMPIAR MI COCHE...
y la de cosas que he comprendido hoy... y las que he encontrado... increíble...
Para empezar... voy a anotarme en la agenda volver a llamar al seguro, porque en la última renovación... me preguntaron... ¿de que color es su coche?... y mirándolo... respondí... "GRIS... GRIS MARENGO"... y así se refleja en la póliza... ¡¡¡que gris marengo... ni gris po________________llas...!!! es gris metalizado... además precioso... los que pasa es que estaba oculto... ¡¡¡y que mal rato me llevado!!!... porque no veas de rayones que se le han hecho "CON LA GRAVILLA DE LA CARRETERA"... claro está.
Para ser sensatos... reconozco que le mentí a mi médico en la última revisión...
¿bebe usted 2 litros de agua diarios?.... "SI.. DOCTOR UNA BOTELLA DE 2L"... MENTIRA!!!... la verdad es que cada día la empiezo... y he descubierto donde las abandonaba... entiendo el ruidazo que se monta cuando alguien se sube atrás.... y el rato que tardan... apartandolas...
Papás y mamás... que ya sé porque los profes nos piden... 7 tacos de plastilina cada curso... no es que se la coman o la coleccionen... es que nos la devuelven poquito a poco... en bolitas pegadas en la suelas de los zapatos de los peques, que adornan de aquella manera los esterillos traseros...
Ahora comprendo el silencio de mis copilotos... no es que se queden anonadados del precioso cuadro de mandos de mi coche... no... es que debían entrar en trance al ver los ácaros del salpicadero... todos ellos allí... bien puestos... menos mal, que ultimamente no me ha parado la guardia civil, porque con tanta gente dentro y sin cinturon me dejan inmovilizada seguro... y sin puntos...
Tambien he descubierto la procedencia del millón de pelusas que se abrazan a mi abrigo negro... si yo lo dejo impoluto al salir de casa... ¿como co_________________ño a salir de coche no hay quien se lo ponga?... son la otra gente que viaja dentro de mi coche... y de gratis...
Otra cosa más... buscad y encontrareis...
-monedas varias, suficientes para un MC MENÚ... por lo menos
-los chicles desperdigados... mejor tirarlos...
-la chaquetaaaa, aquellaaaaa, que un día me sobraba... ya sé donde está... no me la robaron.. no... está en el maletero con rebecas diversas y bufandas surtidas.
-lo que no entiendo, ahora menos que nunca, es la obsesión de mis colegas por llevarse el vaso de los garitos... sé que es en mi beneficio... aunque los dejan en silencio para que no me niegue...
-los papeles que no encontraba... estaban entre el periódico del famoso 23F... cosas del destino...

En fin... que eso de limpiar el coche es una aventura... algunos estaréis pensando... ¡QUE TÍA MAS MARRANA!... otros... sabéis que esto es verdad... un poco exagerado.., pero verdad... pero sin con ello he conseguido arrancaros unas risas, ya me quedo contenta... sólo es cuestión de hacerlo... más de vez en cuando!!!!.

Carta de Amor


En tus manos mi confesión prisionera libre al fin. He conseguido desperezar mi alma y darle
rienda suelta en estás lineas que me convierten en cautivo de mi sentir por ti, de mi querer desordenado.
Y es que amor, te sueño en cada sueño, te busco allí en donde quisiera encontrarte y te siento, aún estando lejos, a cada instante, como el aire que acaricia mi cara y me devuelve caprichoso tu aroma envuelto en recuerdos.
Eres tú, quien me hace esbozar cada sonrisa, quien promueve la felicidad de mis días, quien acompaña a mi corazón en su continuo latir, ahora silencioso porque tú no estás. Creo amor, que la primera vez que te vi, ya te amé. Recuerdo aquel momento con tanta intensidad que me causa una mezcla de euforia y desesperación, quisiera detenerme y volver sobre mis pasos hacia ti... junto a ti, aún sabiendo que es este amor loco el que nos revuelve la vida, el que se rebela a las normas que queremos imponerle.
Sin embargo mi vida, cuando estoy junto a ti, con sólo mirarte, se desvanece cualquier imposible, cualquier obstáculo que me impida permanecer perenne.
Cuantas veces... tu boca... la mía... mil besos... mil caricias... un baile eterno de cuerpos desnudos y una suave música de fondo que suena a nuestro compás. Esas noches, a las que nunca les quisimos poner fin, en las que la luna, abusiva, le robaba horas al sol, receloso, que salía sin brillo para no despertarnos del sueño.
Hace tiempo que un oscuro ocaso acapara mis días, tanto, como hace que tú te has ido. Esta locura desorganizada e irracional de estar sin ti, acaba con mi única posibilidad de existir, aún tengo muchas cosas que decirte, otras tantas para darte e infinitamente amor que ofrecerte. Por eso, dejame vivir cerca de ti, como antes, cuando hacíamos de nuestros sueños, realidades.
Ahora, cariño, te envío mis sueños, que sé, que tú también sueñas.
Sueño, mi vida, con tus besos, cuantas veces nuestros labios se habrán buscado sin prisa, sin pausa...
Sueño, mi amor, con tus manos aferrándose a mi, con las mías acercándote hasta lo imposible...
Sueño con tus ojos que tantas cosas me han dicho en el más absoluto silencio, tu pelo, tu piel, tu voz que aún resuena en mi cabeza como la más bella melodía.
En este momento recupero la cordura, para despedirme de ti sin despedirme. No olvides, mi vida, que cada vez que tú respiras, yo respiro y que cada vez que duermo te cuelas es mis sueños.
Te espero.
Te amo.



A todos los que algún día no supieron que decir.
Esta carta participó en un concurso, bajo el lema "Cartas de Amor".

Dejadme Gritar

Dejadme gritar hasta que mi piel se calle, quiero levantar la voz para, así, darle un impulso a mi alma, que se eleve alto, donde nada pueda alcanzarla.
En esta manifestación de sueños y palabras que constantemente callan,
que se silencian para no herir, voy a apartar el velo, dejandolo todo al descubierto y salir para siempre de la cueva oscura que me atrapa.
Debajo de mi, el suelo tiembla, incontrolado como el aire que me revuelve el pelo, la lluvia encrespada azota mi cara, se desata la tormenta que tanto tiempo permaneció en calma.
Sin el más mínimo rastro de calor procedente de ninguna parte, me hielo. Terriblemente sobrecogida, porque ya no encuentro nada capaz de causar en mi, el más insignificante de los impactos... contra el hielo, todo se rompe, todo resbala, todo rehuye... todo se pierde. A la vez delicado... también como el hielo, que tiende a desaparecer, a fundirse... y una vez fundido... a evaporarse.
Por eso, ahora que recuperé mi voz, dejadme gritar,
que no en todo estoy de acuerdo,
que me hieres con sólo no mirarme,
que siento,
que aún conservo mi voluntad,
que sigo existiendo,
que soy yo y estoy, además de ti,
que, a veces, el coraje me desboca
que, otras, la fe me traiciona
y que, a la vez,
todas estas cosas me impiden callarme...
DEJADME GRITAR



A todas esas mujeres que eternamente callan y a los hombres que se silencian.

Y... dime


Y aunque no quiera te sigo buscando,
allí en donde quisiera encontrarte, con un cielo cargado y oscuro, con el suelo encharcado y todas las flores secas.
Cuando es el tiempo el que marca las distancias, una continua cuenta atrás que yo quisiera descuidar, para no contar nunca más, para que todo ese tiempo no existiera.
Y si pudiera verte cada segundo que van marcando las agujas de mi reloj poco callado... que me recuerda que no estás.
Y mis manos que se quedan mudas, mi corazón imprudente sigue latiendo, cuando lo más cuerdo sería abandonar el camino, y coger otro que me lleve al final, donde la ley no es otra que la libertad.
Y si pudiera taparme los ojos para no mirar atrás, y salir corriendo a buscarte sin miedo.
Y como hago para que veas que todo esto no es un desorden sino un fuera de tiempo...
Y si pudiera darle la vuelta al mundo...
Y dime como calmo esta impaciencia, dime... de que lleno estos días huecos y desiertos, y como pongo en pie todas esas flores marchitas.
Y que compongo para que entiendas, que lo que suena no es mi música...
Y si pudiera enseñarte todo lo que quiero, si esta torpeza mía no me empujara al desconcierto, si pudiera abrazarte yo sin esperar a que tú lo hagas, si no me faltara coraje.
Y dime si tú tienes respuesta... tengo preguntas a las que una noche en vela no contesta...
Y si supieras que he desmontado este rompecabezas mil veces, y al volver a colocar las piezas me sobran o me faltan.
Y así... digo que no, en donde quisiera decir, si... y sé que soy cobarde cuando debiera ser valiente... que tendría que ser yo quien te regalara las flores que deshojaras...
Y dime...
Torpe y frágil te invito a que te vayas, cuando hoy mi castigo es tu ausencia más marcada.
Y te pido cosas que yo a ti no puedo darte... y sabes que esto no en más intento de hilvanar el descosido...
Y ahora dime...

A los dos


A ellos, que llenan mi vida de momentos, de ilusiones.. de felicidad.
Ellos que, indudablemente, son lo más importante de mi mundo, de cada cosa que me rodea.
Ellos son mis pequeñas guerras y mi paz, mi inquietud y mi calma, todos y cada uno de los momentos que me queden por vivir, el más estricto sentido de mi vida.
Todo, la luz de mis días.
Ellos que un día vinieron al mundo de mi para aderezar mi existencia, para endulzar mis amarguras y ocupar mis recuerdos, antes y después, hoy sé que fué por ellos.
Con la carita de dos ángeles caídos del cielo a mis brazos, para ocuparlos para siempre, mi vida enredada con las suyas, los dos, son mi alma a partes iguales.
Un día soñé, pero no alcancé a imaginar tanta realidad... sus risas.
Hoy, les miro, les sueño y me creo mi realidad.

Alma libre


Hoy que los ojos me pesan hasta no poder sujetarlos... he querido cansar mi cuerpo para no darle tregua a mi alma, que danza y vuela y se alza ante mí sin pudor ni pena, contradiciéndome en la lógica y robándome los ultimas señales de juicio que me quedan.
Y me encuentro aquí, amarrada y loca... sin poder dormir ni despertar, en un infinito charco de lágrimas que mis ojos han ido criando al amparo de mi sonrisa dibujada, para siempre, en un rostro que ni es mio ni me pertenece.
Vuela libre, domando mi existencia a su antojo... yo que la observo, abatida y consumida en un abandono propio de un ser carente de vida... he intentado mil veces darle asilo en mi pecho que es a donde pertenece, pero altanera se niega a estar en custodia eterna de mi conciencia y mi cordura.
Le he gritado mil veces para que vuelva, pero ella danza y vuela... Libre, como yo también fui con ella.
En esta noche que empieza irracional e inmadura, imprudente y oscura, con el ultimo aliento de vida, mansa y tranquila, voy a danzar y volar y alzarme sin pudor ni pena.

"De cara a la Galeria"



Es curioso, pero hace unos días, en una conversación de esas que se mantienen sin pudor ni palabras trabadas, me sorprendí repitiendo, alguna que otra vez, una frase , que sin duda, forma parte de la vida de muchos... “DE CARA A LA GALERIA”.
Más conscientes o menos, todos tenemos una galería en la que nos exponemos, queriendo o no...
aún, en estos tiempos en los que presumimos de ser libres y muy tolerantes, no nos atrevemos a mostrarnos tal y como somos, mucho menos a decir lo que pensamos y mejor no nombramos lo que a sentimientos se refiere...
En aquella conversación también apareció una frase memorable... “A VER COMO LE EXPLICAS A ESTA SOCIEDAD”... las temidas explicaciones, con lo fácil que seria ser libre para expresarse, para sentir, que los demás entendieran o no, y que fuéramos capaces de reservamos la opinión que nadie nos esta pidiendo.
Es así, como empezamos a formar parte de esa galería, en la que nadie es lo que parece, mucho menos lo que aparenta y que simplemente no da un solo paso sin medir las consecuencias... perfecto si... pero muy triste y poco real. La Gran Galería se llena... muchos inconscientes de que se exponen y otros midiendo cada milímetro de lo que se ve para no perder el tema bajo el que se fundó semejante exposición... “LAS APARIENCIAS”...
Perdemos la libertad, nos consolamos es este mundo menos perfecto que superficial, y lo mas importante mantenemos la imagen intacta que los quieren ver de nosotros, eso si, ni es lo que somos ni lo que realmente queremos ser.